Gobierno del Estado de México

Centro de Mejoramiento Genético Ovino (CeMeGO)

Objetivo del Programa

Incentivar el desarrollo de las actividades productivas pecuarias entre las y los productores del Estado de México, mediante el otorgamiento de apoyo con inseminación artificial, que permita mejorar la calidad genética de los rebaños. En 1999 se firma entre la UAEMéx. y SEDAGRO el primer Convenio de Colaboración para crear el Centro de Mejoramiento Genético Ovino (CeMeGO). En julio de 2001 dio inicio la operación del Centro. El CeMeGO está considerado por la SAGARPA como Laboratorio y Centro de Procesamiento de Semen: Centro de Procesamiento de Semen (CEPROSEM) N° 06-11-13-05- O, bajo la norma NOM-027-ZOO-1995 (SAGARPA) a partir del 19 de septiembre del 2005. Fue refrendado el Certificado de Hato Libre de Brucelosis bajo la noorma NOM-041-ZOO-1995 (SAGARPA) a partir del 21 de septiembre del 2016. Actualmente el CeMeGO cuenta con personal certificado para la realización de inseminación artificial en rebaños de pie de cría registrados ante la Unión Nacional de ovinocultores (U.N.O.) El CeMeGO está considerado uno de los proyectos agropecuarios más exitosos; por los resultados obtenidos y por su apoyo al sector social; siendo el único centro de mejoramiento genético ovino en apoyo para el sector social en operación a nivel nacional.

Las principales ventajas ofertadas a los productores de ovinos, con el trabajo del CeMeGO son:

  • Incremento en la tasa de ganancia genética en el rebaño.
  • Facilidad en el registro de datos productivos.
  • Inseminación permanente (todo el año) con celos sincronizados.
  • Asesoría técnica por parte de los médicos asignados al centro, a productores interesados en la inseminación.
  • Evaluación, procesamiento y congelación de semen.
  • Uso de semen fresco de las razas más usadas en Estado de México.
  • Seguimiento de la descendencia en rebaños inseminados para obtención de datos de fertilidad, prolificidad, peso al nacimiento y destete.
  • Evaluación tecnificada de sementales de campo (con productores).
  • Diagnóstico de gestación por ultrasonido.
  • Asesoría y capacitación a estudiantes y profesionistas tanto de la iniciativa privada como técnicos al servicio del estado.

El CeMeGO ha venido trabajando con productores del sector social que cuentan generalmente con rebaños de entre 20 y 80 ovejas, explotaciones de las cuales depende en gran medida el ingreso familiar. Dichas unidades de producción van desde empresas consolidadas pertenecientes a asociaciones formales, hasta pequeños criaderos de traspatio.

Principales características Técnicas

La incorporación en los rebaños ovinos mexiquenses a la reproducción asistida, gracias a la introducción de biotecnologías aprobadas y aplicadas comercialmente como: la inducción o sincronización del estro; la utilización de la inseminación artificial; y el diagnóstico oportuno de la gestación, son entre otras prácticas, son opciones que nos han llevado a tener un acercamiento con pequeños productores de ganado ovino y asociaciones especializadas de ovinocultores en pro del mejoramiento genético de sus rebaños. A la fecha se han inseminado más de 63 mil borregas, obteniéndose cerca de 64 mil corderos con calidad genética superior. Se tienen atendidos más de 150 productores en más de 40 municipios del estado.

Para la atención a los productores se cuenta con médicos veterinarios zootecnistas contratados a través de la Dirección General Pecuaria, los cuales llevan a cabo las siguientes actividades:

  • Evaluación del rebaño y diagnóstico de gestación, previo a la inducción-sincronización de estro en ovejas.
  • Inducción del estro (aplicación del tratamiento hormonal).
  • Inseminación artificial intrauterina (por endoscopia).
  • Diagnóstico de gestación a los 35-40 días post inseminación.
  • Revisión de partos, aretado y toma de peso de los corderos producto de inseminación.
  • Obtención de pesos de los corderos a los 30 días y al destete.
  • Evaluación de la progenie.

El CeMeGO cuenta con un banco de datos que confirman el trabajo y la aportación genética y productiva al rebaño estatal, lo cual se ve reflejado en la mejor productividad, eficiencia y, por tanto, un beneficio económico directo a los ovinocultores.

De acuerdo con los resultados obtenidos y con base en el fenotipo de las hembras inseminadas y de los sementales usados para la inseminación, se estima un ingreso al rebaño estatal de 3,000 corderos machos y 6,500 corderos hembras con potencial genético para ser reproductores; además de los corderos ocupados para el abasto.

Los porcentajes de fertilidad, prolificidad, pesos al nacimiento y pesos al destete se han mantenido en los primeros años y han aumentado, en los últimos años, debido a la perfección en la técnica de inseminación y a la capacitación impartida, tanto a productores como a técnicos de campo en el manejo general de los rebaños.

Debido al hecho de que el centro opera todo el año, se ha logrado aumentar el número de partos al año por oveja de 1 a 1.5 (un parto cada 8 meses) en los productores que tienen acceso al programa.